Pero qué verguenza nos da ponernos delante de la camara, no lo hemos hecho nunca y ahora no sabemos qué hacer ni cómo actuar. Es la sensación que muchas parejas tienen cuando hacemos la sesión de preboda. Intento que todo sea mucho más sencillo. En esta ocasión encontramos este rinconcito muy cerca de la Fuensanta. Porque a mi me gustan los lugares con árboles, naturaleza, con una bonita luz del atardecer. Un lugar donde pasear y hacer fotos de momentos especiales, sin prisas, sin miedo. En esta de sesion de preboda en Murcia tuvimos todo eso y más!