La fotografía de boda ha evolucionado en los últimos años tanto en Murcia como en el resto de España. Muchos fotógrafos han vivido el cambio de generación en la tecnología cuando, en muy poco tiempo, se evolucionó la fotografía analógica en la digital. Un hecho que trajo consigo una serie de consecuencias tanto positivas como negativas.

Por un lado, la fotografía digital permitía ahorrar costes a la hora de realizar fotografías, pudiendo hacer un ilimitado número de fotos sin miedo a estar derrochando película fotográfica.

Por otro, la esencia de la fotografía tornó hacia un lado menos exclusivo, donde probablemente, el hecho de tener un sinfín de fotografías por hacer no dejaba lugar al reposo, a esa fotografía mas calmada, mas cuidada. De alguna manera, la fotografía dejó de ser tan pensada en muchos casos.

La fotografía de boda con las cámaras digitales

En una boda, con tantos momentos y emociones que se vuelven únicos, el hecho de poder fotografiar sin límites permitió jugar con esa baza para obtener cada momento importante a base de hacer una elevada cantidad de disparos.

Hoy en día, un fotógrafo de bodas puede estar disparando en torno a 4000 fotos por boda, una autentica barbaridad. De esas 4000 fotos tendrá fotos muy repetidas, pero tendrá la opción de elegir la mejor de ellas y evitar aquellas que no hayan salido correctamente por circunstancias ajenas.

Da que pensar que, de un carrete de 32 fotografías, el disparo del momento mas importante fuera uno donde la novia tuviera los ojos cerrados, ¿verdad? Esto era imposible de adivinar, y menos aun cuando la cámara no te daba una previsualización de la foto recién hecha.

confeti

Los fotógrafos de boda en Murcia

La fotografía digital también trajo consigo una importante afluencia de aficionados que recién empezaban a experimentar con esto de la fotografía. De las virtudes de aquella tecnología pudieron dar a conocer su lado mas artístico muchos entusiastas. Posteriormente, y con la debida práctica, se convertirían en profesionales.

La fotografía de boda había sido hasta entonces, en la mayoría de casos, un recuerdo de un día, unas pocas fotos del acontecimiento retratadas con un estilo muy poco favorecedor en nuestro Instagram de hoy. Las cosas han cambiado.

Con el abanico de posibilidades, y la cantidad de mentes inquietas que se animaban a coger una cámara, las bodas adquirieron un aire cada vez mas artístico. Los momentos espontáneos, la naturalidad, el hecho de no posar, entre otros, podrían ser las características que empezamos a ver en las fotos de boda.

No solo en Murcia, también en el resto del mundo aparecieron cada vez mas y mejores fotógrafos dispuestos a realizar las fotos de una boda de una manera diferente a como se estaba haciendo.

Las bodas clásicas y las bodas diferentes

No solo hemos visto cambios en el estilo de fotografías una boda, sino también en la propia boda, hay una evolución constante en este mundo. Bodas que se han ido alejando de la Iglesia y de los clásicos protocolos. Hoy se dan el sí quiero a la orilla del mar, o en lo alto de un acantilado con unas vistas maravillosas. Muchas formas de celebrar un día especial.

Estas bodas, sin lugar a dudas más estéticas y visualmente más atractivas a ojos de un fotógrafo, han hecho dar un paso más allá a la fotografía de bodas.

De hecho, muchas bodas que se celebran en Murcia las podemos localizar en playas de La Manga, a las orillas del Mar Menor o en diferentes Fincas especialmente pensadas para ellos a lo largo del Campo de Cartagena y diferentes puntos de la Región de Murcia.

Estilos de fotografía de boda

En esta última década la evolución ha sido constante. Partíamos de una fotografía digital emergente que no ha dejado de mejorar gracias a las constantes batallas entre las marcas mas populares como Canon, Sony, Nikon o la mas reciente aliada de las bodas Fujifilm.

Desde la aparición de la primera cámara digital de formato completo, los sensores con mayor rendimiento ISO o los objetivos luminosos, el estilo de fotografía adquiría una personalidad mas marcada en los reportajes de boda.

Un hecho importante fue poder prescindir del flash para realizar las fotos de una boda. Los sensores seguían mejorando y ya se podían realizar fotografías sin flash con muy poco ruido y el resultado era y sigue siendo una autentica pasada. Especialmente para aquellos fotógrafos que quieren pasar desapercibidos en su estilo de fotografía documental. Este estilo implantado en gran parte de los fotógrafos de boda de hoy día es fruto, especialmente de una búsqueda constante por la naturalidad y espontaneidad.

No sería posible del mismo modo sin la tecnología que disfrutamos con las cámaras de hoy, dotadas con prestaciones que las hacen una herramienta extraordinaria. Ocurre del mismo modo con los estilos de edición de las imágenes.

Sesion pareja en Algameca Cartagena

Curiosamente se ha dado el caso de fotógrafos que buscan ese aspecto “film” en sus fotografías, aprovechando a su vez las virtudes que les ofrece la tecnología de hoy. Imágenes RAW procesadas posteriormente para darles un toque de colores, contrastes e incluso granulado, propios de una película de hace 70 años. Y es que la fotografía analógica sigue estando presente entre los fotógrafos. Esa esencia mágica de la fotografía química que es imposible heredar en la digital y que solo es posible lograr procesando las fotos en programas como Lightroom o Capture One.

Es otra de las características muy presentes. El procesado de las imágenes se ha vuelto algo imprescindible en la mayoría de los fotógrafos, lo cual predice un trabajo añadido, en la mayoría de los casos más extenso que la realización misma de las fotos.

¿Qué nos depara el futuro de la fotografía de bodas?

Si hubo un auténtico “boom” en la evolución de la tecnología, en los últimos años esa carrera tecnológica se estabilizado un poco más, viendo sin embargo una aparición importante en las cámaras sin espejo que vienen a suplir algunas de las (pocas) carencias que quedaban pendientes en las cámaras reflex.

Un paso más en la tecnología para hacer mas cómodo el trabajo artístico. Pues es este, el trabajo artístico, la verdadera razón de ser de los fotógrafos de boda. Es una buena noticia que siga avanzando la tecnología para que no exista mas limitación en el ojo de un fotógrafo que su propia visión y su propio estilo.

La fotografía de boda en Murcia, en España y en el resto de lugares increíbles donde las parejas decidan casarse será tan diversa como estas parejas decidan que sean. Las opciones que tienen los novios para elegir un estilo, un fotógrafo o fotógrafa concreto, son muy amplias y esto favorece a que cada boda sea completamente única.